Equipos de frío

El transporte frío y la importancia de su calidad en verano.

El transporte frío, o carga refrigerada, es una modalidad de envío y transporte de bienes que se vale de vehículos especiales con temperatura controlada para evitar el deterioro de cargas sensibles a la temperatura. El vehículo que se utiliza para el transporte frío dispone de un sistema de aislamiento y refrigeración incorporado. Esto mantiene los productos a la temperatura necesaria para su óptima conservación durante todo el trayecto y proceso de transporte.

En este proceso un concepto clave es el de cadena de frío, una variación de la cadena de suministro estándar, que se refiere al transporte de productos refrigerados a una temperatura entre 2 ° y 8 ° C, o incluso a temperaturas más bajas que llegan a los 20 ° C bajo cero. El transporte por cadena de frío es una cadena de distribución con temperatura controlada. Se utiliza en industrias altamente reguladas. Entre las que encontramos alimentos y bebidas, productos farmacéuticos y químicos. Existen casos como el de algunas vacunas requieren temperaturas de 70 º C bajo cero.

Equipos de frío y su importancia al transportar alimentos


Las primeras versiones del transporte frío se dieron en el siglo XIX, cuando los transportistas usaban hielo y sal colocados debajo de los productos sensibles a la temperatura en los vagones de tren. Este procedimiento resultaba muy poco eficiente y acarreaba pérdidas muy importantes en la calidad, y por tanto el valor, de los bienes transportados, afectando a la rentabilidad de la producción.

A inicios del siglo XX, se desarrollan métodos de transporte frigorífico de mayor eficiencia. Estas mejoras tecnológicas son el inicio de la logística de lo que ahora conocemos como la cadena de frío, que se ha convertido en el formato estandarizado para el transporte de mercancías perecederas.

Son muchos los tipos de productos que necesitan el transporte refrigerado para poder llegar a su destino en condiciones óptimas para ser consumidos. Los beneficios del transporte refrigerado se centran en la seguridad que proporcionan de que los productos transportados cumplen con las exigencias de control de calidad que aporta la conservación de la cadena de frío. ‍

El transporte refrigerado permite que los productos que necesitan un transporte con temperatura controlada se muevan del punto de origen al de comercialización y consumo de manera rápida y eficiente. Los productos de alta demanda, como la carne fresca, el pescado y las frutas, dependen de un sistema eficaz de transporte refrigerado.

Cuando pensamos en los tipos de productos que necesitan transporte refrigerado, generalmente se nos aparecen los alimentos perecederos. Pero hay una gran variedad de productos que necesitan el transporte refrigerado o con temperatura controlada. Estas mercancías abarcan desde obras de arte hasta productos químicos sensibles, medicinas y vacunas o productos cosméticos.

Los mejores equipos de frío para transportar alimentos en verano


Poder garantizar que un envío permanecerá dentro de un rango de temperatura durante un período de tiempo prolongado se reduce en gran medida al tipo de contenedor que se utiliza y al método de refrigeración. Factores como la duración del tránsito, el tamaño del envío y la temperatura ambiente o exterior experimentada son importantes para decidir qué tipo de embalaje se requiere y el nivel relacionado de consumo de energía. Pueden variar desde pequeñas cajas aisladas que requieren hielo seco o paquetes de gel, contenedores con ruedas, hasta contenedores refrigerados que tienen su propia unidad de refrigeración eléctrica. Uno de los componentes principales de la cadena de frío es el transporte refrigerado.

Se les suele denominar como Reefers y hace referencia a la unidad genérica de transporte con temperatura controlada, que puede ser una furgoneta, un camión pequeño, un semirremolque o un contenedor ISO estándar. Estas unidades, que están aisladas, están especialmente diseñadas para permitir la circulación de aire con temperatura controlada mantenida por una planta de refrigeración adjunta e independiente. Por lo tanto, un transporte frigorífico puede mantener la temperatura de la carga fría e incluso cálida.

Cómo no romper la cadena del frío en el transporte frío



Evita romper la cadena del frío con un vehículo refrigerado


La cadena de frío es, como vemos, una ciencia, una tecnología y un proceso. Es una ciencia ya que requiere una comprensión de los procesos químicos y biológicos relacionados con las reacciones de degradación con respecto al tiempo y la temperatura. Es una tecnología, ya que se basa en medios físicos para garantizar condiciones de temperatura adecuadas a lo largo de la cadena de suministro. Y es, finalmente, un proceso ya que se deben realizar una serie de tareas para preparar, almacenar, transportar y monitorear productos sensibles a la temperatura.

Mantener la cadena de frío implica varios pasos y sistemas:

Se necesitan sistemas de enfriamiento y almacenamiento en frío. Instalaciones adecuadas para almacenar las mercancías en espera de ser transportadas al mercado, o en un lugar intermedio para su procesamiento y posterior distribución.

Es imprescindible el transporte en frío. Contar con equipos de transporte capaces de mover cada carga mientras las mantienen en condiciones óptimas de temperatura y humedad, de modo que se pueda proteger debidamente la integridad de cada tipo de mercancía.

El proceso debe continuar hasta su procesamiento y distribución en frío. Se necesitan instalaciones que permitan transformar y procesar las mercancías, asegurando la temperatura adecuada y las condiciones sanitarias estipuladas.

Polifret, expertos en transporte frío

Si tienes cualquier duda, no dudes en contactar con nosotros.

Autor:


Avatar