Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Transporte refrigerado
El estilo de vida durante las últimas décadas ha llevado a un mayor consumo de productos que necesitan una temperatura controlada. No solamente en la alimentación, también en el caso de la medicina o los productos cosméticos. Para garantizar la calidad del producto y la seguridad sanitaria, es necesario el control de la temperatura a lo largo de la cadena de frío.

Breves interrupciones en el control de la cadena de frío pueden provocar un rápido deterioro de la calidad del producto. Por eso es muy importante el uso de un tipo de transporte específico y adecuado para cada clase de carga. Vamos a ver aquí las diferencias entre los diferentes tipos de transporte existentes para cada categoría de productos sensibles a la temperatura.

Características del transporte refrigerado

El transporte refrigerado es una forma de transportar cargas especiales que tienen necesidades específicas de temperaturas controladas. Puede mantener en su interior temperaturas, en función de su clase, de entre 7º C a – 20º C; pudiendo llegar a – 35º C para los productos ultracongelados. Para ello, la mercancía se coloca en un vehículo con un sistema de refrigeración incorporado. De esta manera, es posible mantener la temperatura requerida durante el proceso de transporte.

El vehículo no necesita conducirse solo parcialmente cargado con un único tipo de producto, y puede llevar varios tipos en su amplio margen de temperatura de operación. En casos especiales la temperatura mínima que se puede obtener en las cámaras frigoríficas es de -35 ° C. En este caso transportamos mercancías ultracongeladas.

Tipos de mercancías

Algunos de estos vehículos semirremolques tienen más de un compartimento diferenciado, con lo que pueden transportar diferentes tipos de mercancías de modo simultáneo. Esto resulta muy conveniente por razones logísticas y le permite a este tipo de transporte una gran versatilidad.

Sus cámaras frigoríficas están destinadas al transporte de productos congelados o refrigerados que se deteriorarían con rapidez a la temperatura ambiental. Este tipo de transporte refrigerado es muy útil para mercancías como comestibles perecederos, congelados, medicamentos o productos químicos.

La composición de un remolque frigorífico

La composición habitual de un remolque frigorífico consta de tres partes integrales. El sistema general incluirá lo necesario para proporcionar las condiciones deseadas para el transporte de mercancías específicas. Estos son los elementos principales:

Compresor

Su función principal es inyectar y comprimir un refrigerante gaseoso. Está propulsado por un pequeño motor que mantiene además la presión, que luego licúa el gas del condensador.

Condensador

Tiene la función de absorber el fluido del compresor. Para entenderlo fácilmente, el condensador es un intercambiador de calor. El calor fluye del líquido a las paredes.

Evaporador

Está ubicado dentro del remolque. Tiene una válvula que sirve para controlar y regular la cantidad de refrigerante que se emite por parte del sistema refrigerador.

Las tres partes realizan funciones específicas, y deben funcionar en sincronía para proporcionar las condiciones adecuadas en el remolque. Así se mantiene un clima adecuado con una temperatura y humedad determinadas.

Características del transporte isotermo



Características del transporte isotermo

El transporte isotérmico se caracteriza por vehículos, generalmente semirremolques, que tienen la capacidad de mantener una determinada temperatura en su interior durante cierto margen de tiempo. Se diferencia de una cámara frigorífica en que no tienen la capacidad de producir bajas temperaturas de forma autónoma.

Se utilizan para el transporte de productos perecederos, que se mantienen a temperaturas controladas con la capacidad isotérmica del vehículo. Estos transportes pueden mantener la temperatura adecuada incluso si la temperatura exterior es elevada o también cuando está por debajo de cero.

La capacidad isotérmica se utiliza principalmente para el transporte de corta distancia. Generalmente este tipo de semirremolques protegen muy bien la carga contra agentes externos, como el polvo o la humedad.

El transporte isotermo se puede utilizar para el transporte de diferentes productos

  • Productos lácteos
  • Frutas y verduras frescas
  • Carne fresca y procesada
  • Productos químicos de amplio espectro
  • Medicamentos

Hay que tener en cuenta que la pérdida de frío estimada de un remolque isotermo es de 2-3 grados centígrados por día.


Características del transporte frigorífico

En este caso hablamos un transporte que suele consistir en el uso de un vehículo isotermo que, además, está dotado con algún tipo de dispositivo con la capacidad de producción de frío. Esto le permite una amplia versatilidad de usos, ya que puede conseguir bajar la temperatura de su interior y mantenerla de un modo eficiente gracias a la capacidad isoterma.

En función de la tipología del vehículo frigorífico se pueden establecer diversos rangos de temperatura de operación. Esto les permite operar en muy diversos tipos de mercancías y elegir temperaturas de transporte que van desde los 12º C hasta los -20º C, según sea el tipo de tecnología utilizada y la clase vehículo frigorífico de que se trate.

Polifret, experto transporte isotermo

Esperamos que con estas premisas resulte más fácil diferenciar entre el transporte isotermo, refrigerado y frigorífico. Ante cualquier duda o pregunta, no dudes en consultar con nosotros. En Polifret estaremos encantados de asesorarte sobre el tipo de vehículo refrigerado que necesites.
0

Transporte refrigerado
Cuando se está buscando un remolque frigorífico es muy posible verse algo abrumado con las opciones que hay. En un semirremolque frigorífico sin motor es importante tener claras las diferencias entre este sistema y el de un remolque completo. Aquí veremos las diferencias esenciales entre un semirremolque frigorífico y un remolque, y sus usos típicos.

Tipos de semirremolque frigorífico sin motor

Podemos encontrar algunos tipos básicos de semirremolque frigorífico sin motor:

Semirremolques del tipo frigo lona

Sistemas con una apertura lateral y otra trasera que tiene forma de lona que puede levantare cuando se necesite. Suele disponer de fijaciones tanto en el suelo como en los laterales para facilitar el cierre y apertura de modo seguro.

Semirremolque tri temperatura

Con capacidad para delimitar zonas diferentes individualizadas con temperaturas distintas en cada una de ellas. Sus sistemas de refrigeración y congelación hacen posible el transporte de distintos tipos de mercancías con requerimientos de temperatura diferentes.

Semirremolques frigoríficos

Especializados en el transporte de productos congelados y capaces de mantener en su interior temperaturas de hasta 25 grados centígrados. Finalmente existe una variedad de semirremolques adaptados aun tipo específico de carga, como los especializados en el transporte de plantas y flores.

Diferencias entre remolque y semirremolque sin motor

Semirremolque

No tiene eje delantero y una gran parte de su peso lo maneja un vehículo tractor de carretera. Tiene unas “patas” (tren de aterrizaje) que se bajan para mantenerlo en posición vertical cuando se desacopla de la unidad. Los frenos de este remolque desmontable se activan automáticamente cuando está desacoplado; solo la bomba de aire del camión libera los frenos para que se mueva. La longitud de este remolque suele estar limitada en las carreteras europeas a menos que se obtenga un permiso especial.

Los semirremolques generalmente pueden transportar cargas más grandes. Proporcionan una mejor relación de carga entre la tara y el peso cargado. Sus plataformas de carga más largas las hacen perfectas para transportar materiales más largos. Si vamos a conducir en carreteras con riesgo de nieve, un semirremolque proporcionará una mejor tracción debido al peso en los ejes motrices de unidad tractora.

En la conducción

Cuando se trata de la conducción, un semirremolque tiene un círculo de giro más pequeño que un remolque completo. Motivo por el cual lo hace más manejable. Tener un solo punto de giro también facilita la marcha atrás para un semirremolque. Sin embargo, tienen un centro de gravedad más alto. Esto le hace más propenso a volcarse que los remolques completos, que tienen una construcción más rígida.

Remolque completo

Tiene ejes delantero y trasero, así como una barra de tiro que lo sujeta firmemente a la unidad de transporte. Estos remolques de carga comerciales suelen tener 12 m de largo y pueden moverse verticalmente en relación con la unidad de transporte, que controla la dirección del eje delantero.

Los remolques completos también tienen cabina, tienen su propia capacidad de carga comercial, mientras que un semirremolque necesita un vehículo tractor de carretera para convertirse en un vehículo de carga.

Tipos de semirremolque frigorífico sin motor

Qué tipo de mercancía puedo transportar en un semirremolque frigorífico

Mercancías sensibles a la temperatura o perecederas

Los semirremolques frigoríficos transportan productos frescos, plantas, productos farmacéuticos, de cuidado personal, mariscos, lácteos, carnes, frutas, verduras y similares. Debido a la naturaleza y sensibilidad de estos productos, un semirremolque refrigerado está mejor equipado para proteger contra el deterioro, los daños y los cambios climáticos variables.

Cargas pesadas y grandes

A menudo, las empresas utilizan remolques completos cuando tienen que realizar entregas en varios lugares, donde solo se descarga una parte de la carga. Se utilizan principalmente para el transporte de distancias más cortas a fábricas, almacenes, terminales y puertos.

En comparación, los semirremolques se utilizan a menudo para transportar una carga completa a un destino determinado. Esto también significa que se utilizan para transportar cargas más pesadas y grandes que los remolques completos.

Más fácil y rápido de usar

Es más fácil mover semirremolques por las áreas de carga y atraque con la ayuda de remolcadores y derivaciones, que son más fáciles y económicos de manejar que las unidades de tractor completas. Su naturaleza desmontable también los hace más fáciles y rápidos de usar durante la carga o cuando se transportan entre los depósitos de carga. Debido a que son desmontables, los semirremolques son más fáciles de reemplazar en caso de un percance, a diferencia de los remolques completos que implican un retraso prolongado.

Polifret, expertos en semirremolque frigorífico sin motor

Esperamos que con estas premisas resulte más fácil decidir qué tipo de remolque o semirremolque frigorífico sin motor se adapta mejor a cada necesidad. Ante cualquier duda o pregunta, no dudes en consultar con nosotros. En Polifret estaremos encantados de asesorarte sobre el tipo de vehículo refrigerado que necesites.
0

Equipos de frío
Los términos “contenedor reefer” o simplemente “reefer” son una abreviatura procedente de ámbitos angloparlantes del nombre “contenedor refrigerado”. Estos contenedores mantienen una temperatura estable en el interior mientras controlan la humedad y promueven un flujo de aire adecuado. La función de control de clima de un contenedor reefer evita que los productos se echen a perder. Esto puede ocurrir por demasiado calor, humedad excesiva, flujo de aire insuficiente o temperaturas demasiado bajas. Se trata de un equipamiento que debe ser capaz de controlar diversos factores ambientales en su interior. 

Características de un contenedor frigorífico

Durante el transporte por ferrocarril o camión, un generador proporciona energía portátil a los contenedores refrigerados. Los contenedores pueden tener un generador incorporado o pueden tener uno ubicado en el exterior.

El piso del contenedor tiene una forma denominada “piso en T” para permitir el aire debajo de la carga. El aire frío sale de la unidad de refrigeración a través de las rejillas de ventilación. El aire caliente en la parte superior del contenedor regresa a la unidad de refrigeración.

Es vital que se observe una carga adecuada para evitar “chimeneas” o ciclos cortos de este flujo de aire. Para esto se suele necesitar que todo el piso esté cubierto durante el transporte.  Cubierto al menos con estiba aprobada o cubierta de madera contrachapada tratada térmicamente. La colocación cuidadosa de los contenedores para permitir que el aire fluya entre ellos asegura que esta operación continúe correctamente.

Dependiendo del contenido que se vaya a transportar

Los materiales sensibles a la temperatura, requieren un control de la temperatura durante su envío. Esto es un propósito complicado que se logra mediante el uso de contenedores refrigerados. Para el transporte de frutas, el movimiento del aire también permite que entre aire fresco, lo que evita el deterioro prematuro de las frutas.

Las cadenas de frío, incluyen varios pasos para llevar los suministros, desde su origen hasta su destino, mientras se mantienen frescos los productos perecederos. Los contenedores refrigerados son una parte vital de esta cadena y ofrecen una solución que generalmente proporciona rangos de temperatura de -30 ° C a + 25 ° C. Sin estos contenedores frigoríficos, los envíos nacionales e internacionales de productos sensibles a la temperatura serían imposibles.

Tipos de contenedor reefer

Hay una amplia variedad diferente de contenedores de transporte refrigerados presentes en el mercado hoy en día. Se utiliza cada tipo particular según el requisito de eficiencia y la carga que se necesite transportar.

Hay igualmente diversas maneras de catalogar estos tipos, el diseño de sus estructuras y sus tamaños diversos. Los tipos de contenedores de envío refrigerados más comunes serían los que vemos a continuación.

Refrigerado cerrado

Este es un contenedor refrigerado de tipo convencional. Viene en una pieza con pared frontal integral y una unidad de enfriamiento y calentamiento automático totalmente eléctrico, es muy usado para contenedores marítimos.

Contenedor reefer o contenedor frigorífico


Contenedores refrigerados de Atmósfera Modificada o Controlada (MA / CA)

Este tipo de contenedores de transporte aislados mantienen una atmósfera constante reemplazando el oxígeno consumido mediante un sistema de intercambio de aire, manteniendo una atmósfera ideal en equilibrio con la tasa de deterioro del producto.

Contenedores de gestión automática de aire fresco

conocidos popularmente por sus siglas en inglés (AFAM), este tipo de contenedores refrigerados utilizan tecnología avanzada para regular la combinación de aire ajustando automáticamente la escala de intercambio de aire fresco.

Funciona de manera similar al contenedor refrigerado de Atmósfera Controlada, gestionando la composición de oxígeno, dióxido de carbono y otros. Los controles de los contenedores refrigerados AFAM se pueden ajustar para influir y extender la vida útil de la carga que transportan.

¿Cuáles son las medidas del contenedor reefer más comunes?

La capacidad del contenedor refrigerado varía, según el contenido que esté almacenando o enviando, la antigüedad de la unidad y el fabricante.

Algunos productos, como pequeños lotes de medicamentos o suministros farmacéuticos, requieren un espacio mínimo. Los grandes envíos de productos o los compuestos químicos peligrosos necesitan un espacio amplio para un almacenamiento seguro. Generalmente es un tipo de equipamiento en el que las medidas se dan en pies, siguiendo el sistema anglosajón.

Aunque los contenedores suelen tener 20 o 40 pies (6,1 o 12,2 metros, aproximadamente) de largo, el espacio total en el interior es menor que en el exterior debido a que el equipo de refrigeración ocupa parte del espacio dentro del contenedor. Los contenedores refrigerados estándar suelen tener esas configuraciones de 20 y 40 pies, pero hay tamaños adicionales disponibles según el tipo específico de contenedor que se necesite.

Polifret, expertos en transporte frío

Si tienes cualquier duda sobre el contenedor refeer, no dudes en contactar con nosotros.
0

Equipos de frío
El transporte frío, o carga refrigerada, es una modalidad de envío y transporte de bienes que se vale de vehículos especiales con temperatura controlada para evitar el deterioro de cargas sensibles a la temperatura. El vehículo que se utiliza para el transporte frío dispone de un sistema de aislamiento y refrigeración incorporado. Esto mantiene los productos a la temperatura necesaria para su óptima conservación durante todo el trayecto y proceso de transporte.

En este proceso un concepto clave es el de cadena de frío, una variación de la cadena de suministro estándar, que se refiere al transporte de productos refrigerados a una temperatura entre 2 ° y 8 ° C, o incluso a temperaturas más bajas que llegan a los 20 ° C bajo cero. El transporte por cadena de frío es una cadena de distribución con temperatura controlada. Se utiliza en industrias altamente reguladas. Entre las que encontramos alimentos y bebidas, productos farmacéuticos y químicos. Existen casos como el de algunas vacunas requieren temperaturas de 70 º C bajo cero.

Equipos de frío y su importancia al transportar alimentos


Las primeras versiones del transporte frío se dieron en el siglo XIX, cuando los transportistas usaban hielo y sal colocados debajo de los productos sensibles a la temperatura en los vagones de tren. Este procedimiento resultaba muy poco eficiente y acarreaba pérdidas muy importantes en la calidad, y por tanto el valor, de los bienes transportados, afectando a la rentabilidad de la producción.

A inicios del siglo XX, se desarrollan métodos de transporte frigorífico de mayor eficiencia. Estas mejoras tecnológicas son el inicio de la logística de lo que ahora conocemos como la cadena de frío, que se ha convertido en el formato estandarizado para el transporte de mercancías perecederas.

Son muchos los tipos de productos que necesitan el transporte refrigerado para poder llegar a su destino en condiciones óptimas para ser consumidos. Los beneficios del transporte refrigerado se centran en la seguridad que proporcionan de que los productos transportados cumplen con las exigencias de control de calidad que aporta la conservación de la cadena de frío. ‍

El transporte refrigerado permite que los productos que necesitan un transporte con temperatura controlada se muevan del punto de origen al de comercialización y consumo de manera rápida y eficiente. Los productos de alta demanda, como la carne fresca, el pescado y las frutas, dependen de un sistema eficaz de transporte refrigerado.

Cuando pensamos en los tipos de productos que necesitan transporte refrigerado, generalmente se nos aparecen los alimentos perecederos. Pero hay una gran variedad de productos que necesitan el transporte refrigerado o con temperatura controlada. Estas mercancías abarcan desde obras de arte hasta productos químicos sensibles, medicinas y vacunas o productos cosméticos.

Los mejores equipos de frío para transportar alimentos en verano


Poder garantizar que un envío permanecerá dentro de un rango de temperatura durante un período de tiempo prolongado se reduce en gran medida al tipo de contenedor que se utiliza y al método de refrigeración. Factores como la duración del tránsito, el tamaño del envío y la temperatura ambiente o exterior experimentada son importantes para decidir qué tipo de embalaje se requiere y el nivel relacionado de consumo de energía. Pueden variar desde pequeñas cajas aisladas que requieren hielo seco o paquetes de gel, contenedores con ruedas, hasta contenedores refrigerados que tienen su propia unidad de refrigeración eléctrica. Uno de los componentes principales de la cadena de frío es el transporte refrigerado.

Se les suele denominar como Reefers y hace referencia a la unidad genérica de transporte con temperatura controlada, que puede ser una furgoneta, un camión pequeño, un semirremolque o un contenedor ISO estándar. Estas unidades, que están aisladas, están especialmente diseñadas para permitir la circulación de aire con temperatura controlada mantenida por una planta de refrigeración adjunta e independiente. Por lo tanto, un transporte frigorífico puede mantener la temperatura de la carga fría e incluso cálida.

Cómo no romper la cadena del frío en el transporte frío



Evita romper la cadena del frío con un vehículo refrigerado


La cadena de frío es, como vemos, una ciencia, una tecnología y un proceso. Es una ciencia ya que requiere una comprensión de los procesos químicos y biológicos relacionados con las reacciones de degradación con respecto al tiempo y la temperatura. Es una tecnología, ya que se basa en medios físicos para garantizar condiciones de temperatura adecuadas a lo largo de la cadena de suministro. Y es, finalmente, un proceso ya que se deben realizar una serie de tareas para preparar, almacenar, transportar y monitorear productos sensibles a la temperatura.

Mantener la cadena de frío implica varios pasos y sistemas:

Se necesitan sistemas de enfriamiento y almacenamiento en frío. Instalaciones adecuadas para almacenar las mercancías en espera de ser transportadas al mercado, o en un lugar intermedio para su procesamiento y posterior distribución.

Es imprescindible el transporte en frío. Contar con equipos de transporte capaces de mover cada carga mientras las mantienen en condiciones óptimas de temperatura y humedad, de modo que se pueda proteger debidamente la integridad de cada tipo de mercancía.

El proceso debe continuar hasta su procesamiento y distribución en frío. Se necesitan instalaciones que permitan transformar y procesar las mercancías, asegurando la temperatura adecuada y las condiciones sanitarias estipuladas.

Polifret, expertos en transporte frío

Si tienes cualquier duda sobre el contenedor refeer, no dudes en contactar con nosotros.

0

Vehículos de transporte
Las inspecciones y actuaciones en vehículos destinados para el transporte de mercancías perecederas se encuentran reguladas por el Acuerdo sobre Transporte Internacional de Productos Alimenticios Perecederos y sobre el Equipo Especial a ser utilizado para dicho Transporte (inspección ATP). Estas inspecciones tienen como finalidad comprobar y corroborar la seguridad de este tipo de vehículos, poniendo especial cuidado en detectar posibles deficiencias que se hayan podido producir por causa de un mantenimiento poco cuidadoso o inadecuado, y también los producidos por el paso del tiempo y el envejecimiento de los equipos y los materiales utilizados. Las inspecciones, tanto las periódicas como las extraordinarias, deberán ser realizadas de forma obligatoria por una AIA. Agencia de Inspección Autorizada.

¿Qué tipo de vehículos frigoríficos deben someterse a la inspección ATP?


Esta reglamentación de tipo supranacional determina la normativa de las inspecciones ATP. Además es aplicable para vehículos isotérmicos, refrigerantes, refrigerados y caloríficos. En el caso español, esta normativa queda recogida en el Real Decreto 237/2000, de 18 de febrero, en el que se estipula la obligación legal de comprobar que los vehículos que se dedican al transporte de mercancías perecederas se ajustan a lo reglamentado.

Aspectos importantes a tener en cuenta:


Un aspecto muy importante con respecto a esta normativa es el hecho de que, aquellos vehículos que estén dedicados al transporte de mercancías sensibles de este tipo, deberán tener visible una placa de identificación ATP, un distintivo que los acredita como vehículos registrados y calificados como aptos para el manejo y transporte de ese tipo específico de carga. La placa deberá estar fijada de modo permanente al vehículo referido. Las marcas identificativas indicarán de qué tipo de vehículo se trata, y el mes y año de caducidad del certificado. Además, generalmente estarán formadas por letras mayúsculas en color azul sobre un fondo blanco

Las regulaciones relativas a las inspecciones ATP especifican varios tipos de vehículos como sujetos a inspección y, por tanto, adecuados una vez pasado este trámite, para realizar el transporte de productos alimenticios considerados perecederos:

Vehículos isotermos

Se trata de vehículos que disponen de una caja cerrada, bien por paneles, o bien por puertas, junto a suelo y techo aislado del exterior. Un equipo con la disposición adecuada para evitar el intercambio de energía calorífica entre su interior y el exterior.

Vehículos refrigerados

En este caso se refiere a vehículos igualmente isotermos, pero que cuentan con una fuente de frío que les permite bajar y mantener la temperatura idónea de la caja isoterma, cuando ya se contiene en ella toda la carga.

Vehículos frigoríficos

Son los transportes que se caracterizan por poder mantener y controlar una temperatura en el interior de su caja isoterma dentro en una gama amplia que va desde los 12ºC a los -20ºC.

Vehículos caloríficos

En este caso la diferencia con los anteriores es que este tipo de vehículo está equipado con un dispositivo calefactor, que puede elevar y mantener la temperatura de su caja isoterma por encima de los 12ºC.

Cuando se debe de realizar una inspeccion ATP

¿Cuándo debo realizar la inspección ATP de mi vehículo frigorífico?


Para poder realizar el transporte de las mercancías determinadas como perecederas, los vehículos dedicados a este uso necesitan disponer de una certificación de tipo, que atestigüe su adecuación a ese cometido. A esta inspección se le suele llamar también de conformidad de tipo.

También se necesitará una inspección inicial, realizada antes de que el vehículo se ponga en servicio. Es un tipo que se debe realizar cuando el vehículo va a comenzar a realizar transporte de materiales perecederos. Es necesaria, junto a la de conformidad de tipo, para que el vehículo pueda empezar su labor en la carretera.

Los vehículos extranjeros también pueden ser susceptibles de necesitar una inspección que acredite que sus características son homologables a las exigidas en la normativa española. Se reglamentan igualmente inspecciones de tipo periódico, como control de mantenimiento de sus características óptimas con el paso del tiempo.

Estas inspecciones se realizarán


  • A los 6 años de la primera inspección, la que se ha denominado como inicial.
  • Con una periodicidad de 3 años después de esta inspección posterior a la inicial.
  • También se contempla la necesidad de inspecciones excepcionales, ligadas a procesos de reparación o modificación de las características del vehículo vinculadas con su capacidad de transporte frigorífico. Son específicamente necesarias en el caso de realizar un cambio de chasis o de montar una caja isotérmica nueva.
  • Las inspecciones deberán ser realizadas por parte de un Organismo de Control, convenientemente acreditado por las autoridades competentes.

Como vemos, el sector del transporte refrigerado mantiene un control muy estricto de este elemento clave de su labor cotidiana. De este modo se garantiza la distribución de las mercancías perecederas en las condiciones óptimas. Así se evita que este tipo de materiales pueda verse afectado por un proceso ineficiente de transporte. Así como que se rompa la cadena de frío.

Renovación de A.T.P. (a través de Organismos de Control Autorizados)

Si tu vehículo necesita una renovación de la inspección ATP no dudes en contactar con Polifret, ¡preguntanos cualquier duda!
0

Empresa, Polifret, Sin categoría
En la Comunidad Valenciana existen multitud de revistas especializadas en información empresarial y económica, entre ellas se encuentra la revista Economía 3. Esta revista fue fundada en el año 1991 y cuenta con una publicación mensual. Celebrando este año su 30 aniversario, además de sus más de 300 publicaciones, ha incluido en su publicación de abril un ranking de empresas españolas con trayectoria de más de 30 años.

Aquí es cuando los caminos se entrecruzan con Polifret, también estamos celebrando nuestro 30 aniversario, y nada mejor para celebrarlo que saliendo en la revista Economía 3 en el ranking de empresas españolas con trayectorias de más de 30 años.

Polifret en el ranking de empresas españolas con una trayectoria de más de 30 años en la revista Economia 3Más de 30 años en el sector del frío para el transporte


Historia de la empresa:

La empresa nació en 1988 en Alicante con una gran visión de las necesidades del mercado profesional en los sectores del aire acondicionado y la refrigeración, especialistas en equipos de frío para furgonetas y también camiones.

En Polifret contamos con 30 años de experiencia en venta de equipos de frío, instalación y también reparación para camiones, furgonetas y trailers, y por ello, tenemos unos altísimos estándares de calidad en todos los servicios y productos que ofrecemos a todos nuestros clientes.


Valores de la empresa:

→ Compromiso

Destacamos por la puntualidad en los plazos establecidos con el cliente. Ya que a la hora de organizarnos establecemos objetivos SMART y no cesamos hasta alcanzarlos.

→ Autocrítica

Como seres humanos podemos errar pero para nosotros los errores cometidos son solo una manera de evolucionar como profesionales y una forma de demostrarle al cliente que es lo principal.

→ Pro actividad

Prever, intuir y actuar es lo que nos hace capaces de dar respuesta rápida y eficaz en cualquier situación.

→ Predisposición al cambio

El mundo avanza y nosotros con él. Desde Polifret nos adaptamos a las variaciones de los mercados y a las necesidades de nuestros clientes.

→ Responsabilidad

Respeto, compromiso y también solidaridad son los tres pilares fundamentales sobre los que se asientan las dimensiones económica, social y ambiental de nuestra empresa desde sus inicios hace más de 30 años.

→ Aprendizaje

La motivación y la preparación son la base del aprendizaje. Y después de tantos años hemos aprendido perfectamente que sólo una persona que es conocedor de esto es el que va a dar el mejor servicio.


Servicios que ofrecemos:

Tenemos multitud de servicios, entre ellos se encuentran:

Servicio oficial Carrier.
-Montaje y venta de equipos de frío de ocasión y nuevos.
-Reparación de carrocería 2.500kg.
-Instalación y revisión de termógrafos.
-Instalación y mantenimiento de cámaras frigoríficas industriales.
-Venta de semirremolques frigoríficos y vehículos para el transporte refrigerado.


Productos que ofrecemos:

Tenemos multitud de productos, entre ellos se encuentran:

Equipos de frío: Tenemos un gran catálogo de accesorios y equipos de frío de marcas como Carrier o Thermoking.

Repuestos: Tenemos un amplio catálogo de repuestos también de la marca Carrier y Thermoking.

Vehículos: Somos especialistas en todo tipo de equipos de frío tanto para furgonetas como para camiones y también disponemos de equipos de frío de segunda mano.

Todo ello siempre con la meta de satisfacer plenamente las necesidades de todos nuestros clientes de manera globalizada.

Y debido a todo ello, Polifret ha salido en la revista Economía 3 en el ranking de empresas españolas con más de 30 años de trayectoria.
0

Carrier Transicold

Un buen equipo de trabajo, con tecnología robusta y eficaz, y un mantenimiento y cuidados óptimos son el mejor modo de reducir el riesgo de averías. Pero no siempre es posible evitar una avería inesperada y, en ese caso, es muy importante contar con un servicio técnico especializado que pueda reparar el problema en el mínimo tiempo y con las máximas garantías. Si en cualquier ámbito de trabajo las averías son un problema que puede ocasionar pérdidas de valor, en el caso del transporte refrigerado se añade un factor crucial de extrema importancia: no romper la cadena de frío. En casos como este es imperativo contar con un servicio técnico que entienda las peculiaridades de este tipo de negocio, como el servicio oficial Carrier.

Servicio oficial Carrier: líder en el sector de refrigeración 

Cuando se trabaja con productos perecederos, sensibles a la temperatura y que necesitan un ambiente de características controladas para mantener sus cualidades y su valor, una avería puede suponer pérdidas importantes y el tiempo de respuesta es un factor clave. Son casos claros en los que se necesita atención rápida y especializada en este ámbito de la tecnología.

Con una red de servicio que cuenta con más de 600 localizaciones a nivel internacional…

Carrier Transicold puede ofrecer la asistencia especializada que sus clientes necesitan



Al tratarse de una empresa pionera en la tecnología referida a camiones y trailers refrigerados, esto supone la cobertura específica líder en el sector y la más grande de la zona europea y sus regiones periféricas.

A esta red de localizaciones oficiales hay que añadir otras más de 600 unidades con capacidad móvil como apoyo adicional y más de 2000 ingenieros especializados. Son datos que muestran la capacidad de los equipos de refrigeración Carrier para contar con un servicio técnico tan cercano y preparado como sea posible.

La importancia de los suministros originales

Cuando el tiempo apremia, en un caso de avería, no es el momento de pararse a comprobar si esa pieza de repuesto será o no compatible con nuestro equipo. Tampoco es la ocasión de jugársela con rendimientos dudosos ni coberturas de pocas garantías.

Por estas razones es por lo que adquiere mucha importancia la garantía que ofrece el suministro de repuestos originales; la forma de que se pueda asegurar que la velocidad en el servicio y la calidad de los repuestos suministrados vayan unidas.

Disponer de la pieza adecuada en el lugar que se necesita y en el plazo previsto es crucial. El apoyo de recursos de los centros que son servicio oficial Carrier Transicold garantiza tener referencias precisas en suministros de refrigeración Carrier y un suministro rápido de su amplio catálogo de piezas de repuesto.

Un servicio técnico oficial conoce muy bien las peculiaridades de su sector, y sabe positivamente que las piezas nuevas no tienen por qué ser la única opción ni la más económica. Esta es la razón de que se ofrezca también una línea de recambios diversos: compresores, motores, generadores o incluso microprocesadores, todos ellos remanufacturados y garantizados. Piezas que se acondicionan siguiendo las especificaciones de origen y que, al estar preparadas por el fabricante original, cuentan con una optimización que evita problemas de adaptación o de rendimiento.

Ventajas de un servicio oficial Carrier

Como hemos visto, existen argumentos convincentes de por qué es siempre positivo contar con el servicio técnico oficial de nuestro equipo de refrigeración Carrier. No solo es la importante cuestión de las piezas originales, sobre todo en un momento en que circulan por Europa piezas de repuesto copiadas, o directamente falsificadas, que son de calidad inferior a las originales y sin ninguna garantía. Las piezas aprobadas se han diseñado específicamente para cada equipo, lo que significa que funcionan de manera más eficaz, ofrecen más seguridad y duran más.

Por otro lado, los equipos modernos evolucionan rápidamente. Cuando llevamos el equipo servicio técnico oficial, este verificará automáticamente si alguna de sus características requiere las últimas actualizaciones de software de su equipamiento tecnológico, lo que garantiza la durabilidad y eficacia de todo el sistema.

en polifret te ofrecemos servicio oficial carrier


Equipo y técnicos especializados Carrier 

Cuando llevamos un equipo de refrigeración a un servicio técnico oficial, sabemos que será reparado por técnicos capacitados y formados de forma específica y continuada en las peculiaridades de este tipo de equipamientos. Esta es también la razón de que las operaciones realizadas por técnicos oficiales puedan mantener la garantía de la marca, que no resultaría aplicable en otros casos.

Los servicios técnicos oficiales tienen acceso al software de diagnóstico de la marca más avanzado, y pueden contar con las herramientas especializadas necesarias y mejor adaptadas a los equipos Carrier. También están al día de los procedimientos más eficaces y cuentan con la documentación técnica específica más reciente, por eso nadie entiende y trata los equipos Carrier Transicold de mejor manera que sus técnicos de un servicio oficial.

Cuando se trata de mantener la cadena de frío, incluso en circunstancias inesperadas, no hay nada como estar en manos de expertos.

En Polifret somos servicio técnico oficial de Carrier Transicold. Si necesitas reparar o cubrir cualquier servicio de equipo de frío no dudes en ponerte en contacto.

0

Equipos de frío

Como ya sabemos una cámara frigorífica se refiere a un lugar donde se guardan los productos frescos, congelados y pre enfriados para evitar su deterioro. No hay otro lugar seguro como este para conservar, las frutas, verduras y otros productos perecederos y evitar que se echen a perder. Esto se debe a que los diferentes tipos de cámara frigorífica mantienen un rango determinado de temperaturas en su interior, que facilita la conservación y previene sustancialmente el crecimiento de hongos y bacterias, entre otros microorganismos peligrosos.

Las cámaras frigoríficas no solo son útiles en la industria alimentaria. También son igualmente beneficiosas en las industrias farmacéutica, manufacturera, hotelera y en cualquier otro lugar donde los productos deben conservarse a una temperatura específica. Los productos no comestibles pueden mantener su valor, consistencia y eficacia cuando se mantienen en una cámara frigorífica. Esta variedad de posibles usos se traduce en diversos tipos de cámaras frigoríficas que hay que conocer para poder elegir aquella que mejor se adapte y responda a las necesidades de cada negocio. En este artículo de Polifret hablamos sobre ello.

Tipos de cámara frigorífica



La distinción básica entre las cámaras frigoríficas se refiere a dos tipos de usos principales con objetivos diferentes: para refrigerar o para congelar.

En la refrigeración las temperaturas manejadas estarán entre los 0° C y 18° C. A estos tipos se les conoce como de temperatura positiva y se especializan en la conservación de perecederos, en especial carnes, frutas, verduras o lácteos.

En la congelación se manejará temperaturas por debajo de los 0°, de ahí que se las conozca como de temperatura negativa. Suelen usarse para pre refrigerar perecederos y para la congelación de productos, especialmente alimentos. Con este tipo de equipo el periodo de caducidad de los productos congelados se extiende y permite su uso seguro en un plazo superior.

Junto a esta distinción básica se pueden diferenciar tipos de cámaras frigoríficas según su diseño y su tamaño, lo que permite diversas funcionalidades dentro del rango de temperatura operativo deseado.

Cámara frigorífica refrigerante


Como ya se ha comentado son cámaras de temperatura positiva. Su funcionamiento se basa en sistemas de refrigeración que permiten establecer temperaturas capaces de preservar la integridad y calidad de alimentos perecederos, como frutas y verduras, y mantener las condiciones de conservación segura e inerte de productos químicos.

Las cámaras refrigerantes suelen contar con medios de aislación térmica, de modo que la temperatura en el interior de la cámara sea considerablemente menor a la registrada en el exterior.

Estas temperaturas interiores son siempre superiores a cero grados centígrados y nunca se baja del punto de congelación del agua a presión atmosférica. La energía térmica de los productos que se encuentran almacenados en el interior se extrae a través de procesos frigoríficos y se mantienen en los términos buscados para una conservación eficaz.

Este tipo de cámaras refrigerantes son también conocidas comúnmente como cámaras de enfriamiento o cuartos fríos y su uso está ampliamente difundido en plantas procesadoras de alimentos, almacenes de productos alimenticios, el sector de la hostelería y restauración, carnicerías, o la industria láctea, y también resultan muy utilizadas en la industria farmacéutica.

Cámara frigorífica congeladora


Este tipo de cámaras frigoríficas tiene la capacidad de generar temperaturas menores a los cero grados centígrados consiguiendo así congelar distintos tipos de productos. También se consigue que conserven sus propiedades nutritivas, a la vez que no se altera su estructura, propiedades, texturas o sabores.

Las cámaras congeladoras tienen un uso muy difundido en hoteles y restaurantes; y también se las encuentra ampliamente asentadas en la industria agroalimentaria y láctea. Las bajas temperaturas que se consiguen las hacen también muy útiles para la industria farmacéutica y en laboratorios químicos.

Hablamos de los distintos tipos de cámara frigorífica


Túneles de congelación


Son habitualmente empleados por la industria agropecuaria y utilizan un sistema de ultracongelado, consiguiendo congelar de forma individual cada producto. En esta operación se mantienen sin alterar las propiedades estructurales, de modo que el sabor y textura se conservan.

Los túneles de congelación generan corrientes de aire frío continuas con temperaturas muy bajas, generalmente de -30° a -40°. Con este sistema los cristales de congelación formados en el producto son muy pequeños y compactos, lo que implica que no se alterarán sus propiedades que se recuperarán al ser descongelados.

Los túneles de congelación se utilizan con éxito en la industria para conseguir preservar alimentos y poder transportarlos sin riesgo de que pierdan sus cualidades. Pescados, mariscos, carnes y alimentos preparados se unen así a un sistema que funciona perfectamente en la industria farmacéutica y cosmética.

Abatidores de temperatura


Son máquinas que consiguen enfriar alimentos recién cocinados de modo rápido. De ese modo se evita que proliferen bacterias y se asegura la integridad de los productos. Es un sistema muy utilizado en de las cocinas industriales y profesionales. El rápido enfriamiento al que se someten los elementos cocinados resulta eficaz en la conservación y muy práctico en términos de eficiencia.

Generalmente se necesitan menos de 90 minutos para que alimentos cocinados a temperaturas cercanas a los 90º C pasen a apenas 3º C. Se consigue así preservar los alimentos de modo seguro, y habilitar su disposición con todas las garantías y sus propiedades intactas cuando lleguen al consumidor final.

0

Transporte refrigerado
Si siempre hay que extremar las precauciones en la carretera, el invierno es la estación en que esta máxima adquiere una mayor relevancia. Si además el vehículo que se conduce es tan pesado y voluminoso como un camión, la necesidad de ser precavidos se eleva. El transporte por camión en invierno puede entrañar riesgos que exigen el conjunto específico de habilidades del carnet c para poder llegar de manera segura a su destino. A medida que las condiciones climáticas adversas se recrudecen, conducir con nieve o hielo exige una mayor atención y una preparación concienzuda para garantizar un trayecto sin contratiempos. Para ayudar a mantenernos seguros en las carreteras durante el invierno, vamos a ver en el blog de Polifret una serie de consejos de seguridad para conducir un camión en invierno .

Estar preparado para cada situación, el primer consejo para conducir un camión

Es importante comprobar que tenemos el mejor equipo antes de comenzar el viaje, especialmente durante los duros meses de invierno. Por supuesto hay que disponer de cadenas o de neumáticos invernales. Hay que asegurarse de estar preparado para todas las situaciones posibles y comprobar que contamos con los elementos imprescindibles a mano:

Descongelante y raspador de hielo
: los parabrisas delantero y trasero deben estar libres de nieve y hielo antes de partir.

Una pala y una bolsa de arena o sal: las carreteras secundarias pueden presentar problemas y es bastante fácil atascarse.

Cables de arranque de batería
, para el caso de que nuestro vehículo, o el de otro conductor, no arranque.

Una linterna y una chaqueta de alta visibilidad.

Una manta y ropa extra de abrigo; siempre vale la pena llevar ropa extra por si se da el caso de tener que quedarse a la espera de que descongestionen la carretera.

Comida y agua
: en caso de que nos quedemos atascados y estemos esperando la recuperación en el tránsito del tráfico pesado.

Al menos medio tanque de gasolina siempre: los viajes pueden durar más de lo planeado o es posible que se deban buscar rutas alternativas

No te olvides de inspeccionar bien el camión

Cuando se trata de inspecciones de vehículos, es posible que se deban modificar ligeramente los controles regulares durante los meses de invierno. Es importante verificar, en especial, estos elementos:

❄ Neumáticos: desgaste, presión y equilibrio
❄ Batería: sistema de carga y alimentación
❄ Escobillas limpiaparabrisas: libres de nieve y hielo
❄ Niveles de líquido: frenos, anticongelante, aceite
❄ Luces: comprobar que los repuestos están operativos
❄ Tubo de escape: asegurarse de que no haya nieve

Llevar a cabo controles diarios en papel puede ser mucho más difícil cuando hace frío. Consideremos utilizar una aplicación de formularios digitales. Esto elimina los riesgos de papeleo mojado o dañado, escritura ilegible y facilita las tareas de ingreso y registro de la información en un sistema digital.

Conducir un camión en invierno con condiciones meteorológicas adversas

Es buena idea mantenerse actualizado con la información meteorológica antes de partir y estar al tanto de las condiciones cambiantes y las rutas cerradas. Aquí es donde la telemática puede ser de gran ayuda para saber dónde están los conductores, las rutas que están tomando y las oportunidades para encontrar rutas alternativas más seguras.

Atención a la niebla. En niebla densa que limita la visibilidad, usar las luces y disminuir la velocidad. Utilizar los limpiaparabrisas y quitar el vaho para mantener los parabrisas lo más despejados posible.

Peligro de las lluvias intensas. Si tenemos dificultades para ver el camino que tenemos por delante debido a las fuertes lluvias, es recomendable reducir la velocidad. Mantener una buena distancia entre nosotros y los vehículos delanteros y tener cuidado con el aquaplaning cuando los neumáticos pierden tracción debido al agua en la carretera. Si el vehículo comienza a hacer aquaplaning, hay que mantener el volante recto, soltando suavemente el acelerador y evitar pisar los frenos hasta que se recupere el control.

Atención en los puentes. Las estructuras elevadas, como los puentes, generalmente se congelan primero y no siempre se tratan con sal para derretir la nieve o el hielo. Durante los meses de invierno hay que acercarse a estas áreas con cuidado, para evitar deslizamientos o perder el control del vehículo.

 

Conducir suavemente sobre nieve o hielo

Los movimientos bruscos y repentinos pueden hacer que se pierda el control: la aceleración y el frenado bruscos disminuyen la tracción. Se recomienda mantener una velocidad constante y frenar con suavidad. Mantener también las distancias entre nuestro vehículo y el de adelante para tener una distancia de frenado cómoda en condiciones de hielo. En tales condiciones hay que aumentar la distancia de seguridad de frenado normal. Recordemos que los camiones necesitan más tiempo para detenerse que otros automóviles y que en presencia de hielo las distancias de seguridad pueden necesitar ser hasta 5 veces mayores.

Cuidado con el hielo negro

El hielo negro es una condición peligrosa de la carretera y se presenta como una fina capa de hielo transparente que a menudo hace que la carretera parezca ligeramente mojada. Las señales de que se está en riesgo de sufrir hielo negro incluyen:

❄ Una acumulación de hielo en los brazos del espejo del camión, antenas o en las esquinas superiores del parabrisas.
❄ Vigilar las salpicaduras de los neumáticos de los vehículos delante nuestro; si estas salpicaduras se detienen, debemos tener en cuenta la posibilidad de hielo negro.


Esperamos que te hayan servido estos consejos para conducir un camión en invierno, ¿añadirías alguno más a la lista?

0

Transporte refrigerado

El concepto de transporte refrigerado, es decir, enviar alimentos, suministros médicos y otras mercancías a grandes distancias sin que se echen a perder o se rompa la cadena de frío, es un hecho, gracias al desarrollo de sistemas portátiles de refrigerado. Sin embargo, tales circunstancias no siempre fueron así, y la evolución de este proceso proporcionó un ejemplo fascinante de ingenio aplicado a una lucha desigual contra el tiempo y la temperatura. En este artículo de Polifret hablamos de la historia del transporte refrigerado

Historia del transporte refrigerado hasta la actualidad

La historia del transporte refrigerado comienza mucho antes de que la electricidad fuera un concepto en la mente de cualquiera, cuando las poblaciones tomaron medidas primitivas para mantener los alimentos frescos. Los historiadores y antropólogos cuentan que esto generalmente sucedía al recolectar nieve para colocarla dentro de las cuevas, de modo que la comida pudiera almacenarse dentro de los montículos recolectados.

La primera constancia escrita del uso de nieve como conservante data del siglo XI a.C. en China. Mucho después Quinto Curcio relataba en una de sus obras como Alejandro Magno, en el año 328 a.C., ordenaba transportar nieve endurecida de glaciares y almacenarla en cuevas especiales para conservar los suministros de sus tropas durante más tiempo.

Primeros pasos con el transporte de hielo

Los primeros experimentos verdaderos con los servicios de transporte refrigerado tuvieron lugar a mediados del siglo XIX, pero todos ellos siguieron siendo de naturaleza simplista y concienciados de que sus limitaciones los destinaban a un fracaso del que ir aprendiendo de cara a lograr mejoras. Se iniciaron como sistemas que solo podían usarse durante los meses de clima frío o requerían grandes cantidades de hielo que inevitablemente se derretirían cuando era necesario recorrer grandes distancias.

Se necesitaba hacer algo para abordar lo que efectivamente se había convertido en una frontera que limitaba el uso de productos perecederos a un radio determinado en función de la velocidad de transporte y la temperatura ambiente. Eso significaba que cualquier cosa fuera de ese radio desde el sitio donde se cultivó el artículo perecedero se estropearía cuando se llegara a un destino.

Los primeros días del transporte refrigerado

La historia del transporte refrigerado se remonta a la revolución industrial. De hecho, es interesante saber que el primer transporte refrigerado fue posible con trenes. El negocio de alimentos encontró la única solución para mover alimentos frescos y carnes.

Al principio, se utilizaron cabinas aisladas con caja de hielo en el tren. Se transportó una gran cantidad de productos perecederos desde áreas remotas, como granjas, a áreas urbanas. Como resultado, las tiendas de comestibles comenzaron a prosperar y la gente tenía alimentos frescos a su alcance.

Pero este transporte resolvió solo la mitad del problema. El hielo se derretiría rápidamente y solo algunos de los productos llegarían a los destinos. Esto podía significar pérdidas para los vendedores y agricultores. El transporte refrigerado necesitaba una mejor solución. A pesar de ello, los trenes transportaron una cantidad útil de alimentos y suministros médicos para los soldados en la Primera Guerra Mundial.

Historia y evolución del transporte refrigerado

Innovaciones en transporte frío

El desarrollo del automóvil, seguido posteriormente por los camiones, pronto ofreció un nuevo modo de viajar. Sin embargo, en el último caso, requirió el desarrollo de camiones refrigerados que permitieran transportar los alimentos de manera más rápida y menos costosa que a través del sistema ferroviario.

Incluso con todos estos avances, las empresas aún perdieron mucho dinero debido a la incapacidad de evitar que los artículos se estropearan. Muchos camiones se redujeron para complementar su uso de hielo con ventiladores que soplarían continuamente aire frío o hielo seco, pero esa forma de pensar era simplemente un concepto provisional.

Enfriamiento portátil: un gran salto hacia adelante

A finales de la década de 1930, Fred Jones había recibido una patente para un enfriador de aire portátil, que luego se colocaba alrededor de camiones que se ocupaban de alimentos perecederos. Antes de esto, la idea de que las tiendas de comestibles vendieran alimentos congelados era prácticamente inexistente, pero este cambio dramático en el transporte refrigerado ayudó a crear de manera efectiva este nuevo segmento de la industria alimentaria.

Este tipo de dispositivos se utilizaría también para viajar a través de los rieles y a través de masas de agua. Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, finalmente se configuró para aviones, lo que permitió suministros vitales como alimentos y plasma para los soldados heridos.

Los dispositivos se volvieron conocidos como unidades refrigeradas, que era simplemente una versión abreviada de camiones refrigerados. Estos pronto se convirtieron en el estándar para todas las empresas de transporte por carretera y, con los avances en áreas como el condensador, el evaporador y el compresor, la industria del transporte por carretera pudo hacer crecer su negocio en consecuencia.

Con el desarrollo de los sistemas de carreteras interestatales, el transporte por camión se volvió aún más importante para la economía mundial, ya que llegar a lugares lejanos se volvió mucho más fácil, sin prácticamente ninguna posibilidad de que se estropeara la carga en el interior. La tecnología para el transporte refrigerado sigue mejorando, haciendo que las posibilidades futuras sean prácticamente infinitas.

0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 5NO NEW POSTS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies