Equipos de frío

Tipos de cámara frigorífica: todo lo que debes saber

Como ya sabemos una cámara frigorífica se refiere a un lugar donde se guardan los productos frescos, congelados y pre enfriados para evitar su deterioro. No hay otro lugar seguro como este para conservar, las frutas, verduras y otros productos perecederos y evitar que se echen a perder. Esto se debe a que los diferentes tipos de cámara frigorífica mantienen un rango determinado de temperaturas en su interior, que facilita la conservación y previene sustancialmente el crecimiento de hongos y bacterias, entre otros microorganismos peligrosos.

Las cámaras frigoríficas no solo son útiles en la industria alimentaria. También son igualmente beneficiosas en las industrias farmacéutica, manufacturera, hotelera y en cualquier otro lugar donde los productos deben conservarse a una temperatura específica. Los productos no comestibles pueden mantener su valor, consistencia y eficacia cuando se mantienen en una cámara frigorífica. Esta variedad de posibles usos se traduce en diversos tipos de cámaras frigoríficas que hay que conocer para poder elegir aquella que mejor se adapte y responda a las necesidades de cada negocio. En este artículo de Polifret hablamos sobre ello.

Tipos de cámara frigorífica



La distinción básica entre las cámaras frigoríficas se refiere a dos tipos de usos principales con objetivos diferentes: para refrigerar o para congelar.

En la refrigeración las temperaturas manejadas estarán entre los 0° C y 18° C. A estos tipos se les conoce como de temperatura positiva y se especializan en la conservación de perecederos, en especial carnes, frutas, verduras o lácteos.

En la congelación se manejará temperaturas por debajo de los 0°, de ahí que se las conozca como de temperatura negativa. Suelen usarse para pre refrigerar perecederos y para la congelación de productos, especialmente alimentos. Con este tipo de equipo el periodo de caducidad de los productos congelados se extiende y permite su uso seguro en un plazo superior.

Junto a esta distinción básica se pueden diferenciar tipos de cámaras frigoríficas según su diseño y su tamaño, lo que permite diversas funcionalidades dentro del rango de temperatura operativo deseado.

Cámara frigorífica refrigerante


Como ya se ha comentado son cámaras de temperatura positiva. Su funcionamiento se basa en sistemas de refrigeración que permiten establecer temperaturas capaces de preservar la integridad y calidad de alimentos perecederos, como frutas y verduras, y mantener las condiciones de conservación segura e inerte de productos químicos.

Las cámaras refrigerantes suelen contar con medios de aislación térmica, de modo que la temperatura en el interior de la cámara sea considerablemente menor a la registrada en el exterior.

Estas temperaturas interiores son siempre superiores a cero grados centígrados y nunca se baja del punto de congelación del agua a presión atmosférica. La energía térmica de los productos que se encuentran almacenados en el interior se extrae a través de procesos frigoríficos y se mantienen en los términos buscados para una conservación eficaz.

Este tipo de cámaras refrigerantes son también conocidas comúnmente como cámaras de enfriamiento o cuartos fríos y su uso está ampliamente difundido en plantas procesadoras de alimentos, almacenes de productos alimenticios, el sector de la hostelería y restauración, carnicerías, o la industria láctea, y también resultan muy utilizadas en la industria farmacéutica.

Cámara frigorífica congeladora


Este tipo de cámaras frigoríficas tiene la capacidad de generar temperaturas menores a los cero grados centígrados consiguiendo así congelar distintos tipos de productos. También se consigue que conserven sus propiedades nutritivas, a la vez que no se altera su estructura, propiedades, texturas o sabores.

Las cámaras congeladoras tienen un uso muy difundido en hoteles y restaurantes; y también se las encuentra ampliamente asentadas en la industria agroalimentaria y láctea. Las bajas temperaturas que se consiguen las hacen también muy útiles para la industria farmacéutica y en laboratorios químicos.

Hablamos de los distintos tipos de cámara frigorífica


Túneles de congelación


Son habitualmente empleados por la industria agropecuaria y utilizan un sistema de ultracongelado, consiguiendo congelar de forma individual cada producto. En esta operación se mantienen sin alterar las propiedades estructurales, de modo que el sabor y textura se conservan.

Los túneles de congelación generan corrientes de aire frío continuas con temperaturas muy bajas, generalmente de -30° a -40°. Con este sistema los cristales de congelación formados en el producto son muy pequeños y compactos, lo que implica que no se alterarán sus propiedades que se recuperarán al ser descongelados.

Los túneles de congelación se utilizan con éxito en la industria para conseguir preservar alimentos y poder transportarlos sin riesgo de que pierdan sus cualidades. Pescados, mariscos, carnes y alimentos preparados se unen así a un sistema que funciona perfectamente en la industria farmacéutica y cosmética.

Abatidores de temperatura


Son máquinas que consiguen enfriar alimentos recién cocinados de modo rápido. De ese modo se evita que proliferen bacterias y se asegura la integridad de los productos. Es un sistema muy utilizado en de las cocinas industriales y profesionales. El rápido enfriamiento al que se someten los elementos cocinados resulta eficaz en la conservación y muy práctico en términos de eficiencia.

Generalmente se necesitan menos de 90 minutos para que alimentos cocinados a temperaturas cercanas a los 90º C pasen a apenas 3º C. Se consigue así preservar los alimentos de modo seguro, y habilitar su disposición con todas las garantías y sus propiedades intactas cuando lleguen al consumidor final.

Autor:


Avatar