Equipos de frío

Cómo elegir un aparato de frío para camión

El transporte de cualquier mercancía es un tema bastante delicado. Como no puede ser de otra manera el cliente espera recibir aquello que ha adquirido en perfecto estado. Para lograr transportar cualquier carga sin que reciba ningún daño es necesario seguir ciertas precauciones. Esto se complica si además el producto que se transporta es sensible a factores externos como la temperatura. Hablamos de alimentos como pueden ser verduras, frutas, etc… Para que todo esto llegue en las mejores condiciones posibles es importante que conozcamos el equipamiento que lleva el camión, así como sus limitaciones. En este artículo vamos a repasar las características que nos ofrecen los diferentes equipos de refrigeración y te contaremos cómo elegir un aparato de frío para camión.



3 Consejos para elegir un aparato de frío para camión

Cada equipo de frío de los que podemos encontrar disponibles en el mercado tienen como objetivo adaptarse a los diferentes tipos de vehículos en los que pueden ser instalados. Por este motivo existen muchos modelos con diferentes funcionalidades. Vamos a repasar cada una de estas características para que podáis tomar la mejor decisión.

1. Elige un caudal de aire mayor

En primer lugar, tenemos el caudal de aire, esto hace referencia a la cantidad de aire refrigerado que entra al lugar que queremos refrigerar.  Para medir esto habitualmente se utiliza la cantidad de metros cúbicos por hora. Este caudal de aire puede ser introducido mediante una o varias toberas, por lo que vamos a hablar siempre del caudal del aire total que llega hasta la zona refrigerada. Cuanto mayor sea el caudal de aire más posibilidades tendremos de regular la temperatura a la que queremos que se mantenga el interior de la estancia refrigerada, algo que es ideal si no siempre vamos a transportar el mismo producto.

A pesar de la importancia que tiene el caudal de aire a la hora de elegir equipos de frío para camiones, no es el único aspecto a tener en cuenta.

2. Correlación entre el volumen de caja y el caudal

Evidentemente no necesitamos el mismo caudal de aire para refrigerar una caja del tamaño de una nevera doméstica que el que es necesario para refrigerar un camión que pude transportar varias toneladas de mercancía.

Por este motivo es importante que le prestemos atención también al volumen de la caja. Algunas marcas, como Carrier, en su página web indican el tamaño de caja para el que está pensado cada uno de sus equipos de frio. Aunque lo más habitual es que el caudal de aire aumente conforme lo hace el volumen de la caja esto no siempre es así, por este motivo es muy recomendable que prestemos especial atención a la correlación entre estos dos indicadores para no adquirir más caudal del que podemos llegar a necesitar.

3. Elige la potencia que verdaderamente necesites

Para terminar con las principales características que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un equipo de frio para nuestro camión vamos a hablar de la potencia del mismo. Es obvio que este aspecto también va relacionado con los dos anteriores ya que un mayor caudal de aire y un mayor volumen de la caja precisarán de más potencia para lograr una refrigeración eficaz y con ella el mantenimiento en perfecto estado e productos que puedan ser perecederos.

La unidad de medida que se utiliza habitualmente para hacer referencia a la potencia son los Watios (W). En este aspecto es necesario que seamos conscientes de que no es necesario tener más potencia para conseguir el mejor resultado. Lo importante es contar con los watios suficientes para lograr la temperatura que queremos alcanzar en el volumen de caja que tengamos.

Aprovechando que antes os hemos invitado a visitar la web de Carrier donde también aparece la potencia de cada equipo disponible podéis comprobar como existen muchas variables diferentes en cuanto a la potencia de los equipos.

consejos para elegir aire acondicionado para camion


Otras consideraciones sobre los equipos de frío

De manera más puntual es importante que se tengan en cuenta otros aspectos a la hora de elegir el equipo de frio ya que actualmente algunos de ellos están pensados para adaptarse a diferentes escenarios.

Algunos de estos puntos que puede ser interesante tener en cuenta a la hora de comparar las diferentes opciones que tengamos sobre la mesa es el tipo de transportes que vayamos a hacer. Esto se debe a que no es lo mismo movernos por ciudad haciendo repartos continuamente que hacer un mayor número de kilómetros y llevar toda la mercancía al mismo punto.

Actualmente existen equipos de frío para camiones que están diseñados para soportar mejor el hecho de que las puertas se abran de manera habitual y compensan este factor manteniendo la temperatura más estable cuando entra calor desde el exterior. Por el contrario, los equipos ideales para hacer grandes trayectos son más eficientes siempre que mantengan una temperatura estable en la cámara refrigerada sin que aparezcan esas puertas abiertas por las cuales se escapa el frío y se introduce una bocanada de aire caliente.

Autor:


Avatar