Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Transporte profesional, Vehículos de transporte

Recientemente se publicaron viñetas de comic en varios medios internacionales con los superhéroes de la pandemia. Los dibujantes de diversos países quisieron hacer un homenaje a todos los trabajadores de los sectores que han permanecido en su labor, a pesar de las dificultades, durante este tiempo de crisis. Entre estos héroes con máscara sanitaria estaban también los camioneros. Para recordarnos que sí cada día han llegado alimentos a nuestras casas y suministros médicos a los hospitales ha sido por la labor de los que han seguido al volante incluso en los momentos más difíciles. Desde Polifret, queremos hacerles nuestro pequeño homenaje, y dedicarles el artículo de este mes.

Transportistas de mercancías: un servicio esencial 

Los camioneros están tratando de superar los crecientes desafíos en las autopistas y en los muelles de carga mientras buscan mantener las cadenas de suministro en funcionamiento para satisfacer la creciente demanda impulsada por el coronavirus de productos básicos de consumo y equipos médicos.

Los restaurantes de parada de camiones en muchas comunidades han cerrado los comedores y han cambiado al servicio de comida para llevar, para cumplir con las órdenes de salud destinadas a controlar la propagación del virus. También se ha extremado el cuidado en las áreas de descanso, aunque se ha permitido en estos días realizarlos en el propio vehículo, ayudando así a mantener el transporte a lo largo de corredores logísticos clave.

Una adaptación rápida a la nueva situación

Los servicios de transporte han tenido que adaptarse para que los conductores se queden en sus camiones en fases de su tarea que antes les permitían un contacto más distendido con sus clientes. Se ha cambiado de forma general a los métodos de certificación electrónicos para documentar las recolecciones y entregas. Esto no ha evitado que algunas compañías de camiones vean que sus conductores en rutas internacionales enfrentan nuevas restricciones para recibir o cargar en muelles si proceden de zonas consideradas como extremadamente activas y conflictivas en cuanto al coronavirus.

En algunos países los cargadores y receptores han llegado a pedir a los conductores que firmen declaraciones juradas de que no están enfermos, y no se les ha permitido usar el baño o las instalaciones por miedo al contagio. Pero, este tipo de comportamientos han sido la excepción porque, en general, se ha entendido la importancia de la labor que desempeñan los conductores. Han sido varios los restaurantes de carretera que, a pesar de estar cerrados por causa de la pandemia, han habilitado sistemas de autoservicio con bebidas, café y comida para facilitar que los transportistas pudieran seguir con su tarea también durante el estado de alarma. Negocios que durante años han prosperado gracias al trasiego de los camioneros y que, ahora, han querido corresponder y poner su aportación para que encontraran un lugar de acogida entre tantos kilómetros de carretera prácticamente vacía.

Mantener las cadenas de suministros esenciales

La mayoría de los informes destacaron que se podían producir retrasos en los envíos de artículos como productos electrónicos y productos de salud no esenciales y de belleza, a medida que los minoristas iban dejando más espacio en los centros de distribución y tiendas para alimentos, productos de salud básicos y pañales. Dada la cantidad de alimentos y consumibles esenciales que se han comprado a un ritmo constante, se ha creado una serie de lagunas e interrupciones en las cadenas de suministro en función de los aumentos puntuales de la demanda de algunos productos. A pesar de estos desajustes logísticos inevitables, la labor de transporte ha conseguido que el periodo de confinamiento haya transcurrido sin dejar desasistidos a los mercados de los productos más importantes.

Para lograr esto se levantaron y modificaron las restricciones de tiempo de conducción por hora, algo que ha resultado imprescindible para los camioneros que transportaron productos médicos y alimentos críticos. Con estas medidas se ayudaba al reabastecimiento de emergencia de las tiendas, en respuesta a la pandemia. También ha resultado esencial esta medida para abastecer de combustible y materias primas como papel, plástico y alcohol utilizados para fabricar artículos esenciales.

Se ha dado la paradoja de que el suministro de las necesarias protecciones, como mascarillas y guantes, han llegado finalmente, cuando han estado disponibles, a los distintos puntos de abastecimiento y mercadería, mientras que los propios conductores que transportaban estos suministros básicos disponían de estos elementos con cuentagotas. 

Adaptación de medidas y protocolos de seguridad durante la crisis del coronavirus

La labor continuará con la desescalada

Con la llegada de la desescalada en el confinamiento sanitario, las próximas semanas, será crítico que tanto las zonas de descanso como las de alimentación para los transportistas, puedan permanecer abiertas y en funcionamiento las 24 horas del día, proporcionando a los conductores de camiones combustible, alimentos, duchas, reparaciones y oportunidades para descansar.

Seguirá siendo importante intensificar la limpieza y desinfección de las estaciones de servicio, las zonas de descanso y las áreas de uso común de este tipo de instalaciones. Además de restablecer, en la medida de lo posible, la normalidad en el servicio de comidas. Seguirá siendo necesario usar el distanciamiento social mientras se usen los servicios proporcionados por estas áreas, y en toda la tarea de los transportistas. Pero, paulatinamente, podrá irse recuperando la normalidad en esta labor; lo que significará que todos los demás estaremos también recuperando la nuestra.

0

Transporte refrigerado

La pandemia de COVID-19 es una grave amenaza para la salud pública a nivel global. Los bloqueos fronterizos, el confinamiento de la población y otras medidas restrictivas coordinadas se están mostrando necesarias para salvar vidas. Sin embargo, estas medidas pueden tener también el efecto de ralentizar severamente nuestras economías y retrasar las entregas de todo tipo de bienes y servicios, incluidos los críticos.

La Comisión Europea ha adoptado de urgencia una serie de medidas encaminadas a garantizar los servicios continuos e ininterrumpidos del transporte de mercancías terrestre, marítimo y aéreo. Un tipo de servicios que son de crucial importancia para el funcionamiento del mercado interior de la UE, y también para poder dar una respuesta efectiva a la actual crisis de salud pública.

Medidas que afectan al transporte por COVID-19

Carriles verdes en controles fronterizos

Los retrasos en la entrega de bienes pueden provocar carencias críticas. Las medidas restrictivas encaminadas a frenar la propagación del virus también han ralentizado el transporte en Europa. Para mantener la carga en movimiento de manera libre y eficiente en toda la UE, la Comisión Europea ha emitido consejos prácticos sobre la implementación de “carriles verdes” – cruces fronterizos abiertos a todos los vehículos de carga que transportan mercancías, donde los controles no deben tomar más de 15 minutos.

Suspensión temporal de tiempos de conducción y descanso

La Dirección General de Transporte Terrestre emitió una resolución extraordinaria para ampliar el plazo y flexibilizar el cumplimiento de los tiempos de conducción y descanso para el transporte de mercancías. La norma permite extender la duración del período de conducción diaria, pero sí deben cumplirse los requisitos de los tiempos de conducción semanal (máximo 56 horas) y bisemanal (máximo 90 horas), así como los referentes al descanso diario. Se reduce el descanso semanal de 45 horas a un descanso continuado que debe ser de, al menos, 24 horas. Ese descanso semanal podrá ser realizado en el propio vehículo, si éste va adecuadamente equipado para ello y está estacionado.

Se permite la circulación con documentos caducados

La imposibilidad de renovar adecuadamente todo tipo de permisos y certificados de los vehículos conlleva la prórroga de hecho de su validez hasta que se puedan restablecer los mecanismos oportunos para su renovación. De este modo ITV, ADR, ATP, CAP y hasta la propia licencia de conducción que estén caducados podrán seguir utilizándose mientras dure el estado de alarma. Por supuesto aquellos conductores que habían solicitado por primera vez una tarjeta de cualificación del conductor pero que aún no la tienen por no haber sido expedida todavía, no podrán conducir un vehículo que exija estar en posesión de ese CAP ya que su caso no es el contemplado como excepción de caducidad. Igualmente se suspende el calendario de visados de autorizaciones, de modo que las autorizaciones no visadas no quedarán caducadas por la falta de este visado. También queda prorrogada la validez de las autorizaciones y certificados de transporte de animales.

Suspensión temporal de las restricciones a la circulación de camiones en España

Tanto la DGT, como el Servicio Catalán de Tráfico y la directora de Tráfico del Gobierno Vasco han declarado en suspenso las restricciones a la circulación de camiones. Es una medida de carácter excepcional que pretende mejorar la movilidad y garantizar el suministro de productos básicos durante el estado de alarma.


medidas en transporte ante coronavirus

Servicios necesarios para facilitar el transporte de mercancías

Para garantizar el acceso de los transportistas a servicios necesarios para facilitar su tarea de transporte de mercancías en el territorio nacional el Ministerio de Transportes ha emitido una serie de órdenes especiales: Las Estaciones de Servicio que cuenten con servicios de aseo deberán facilitar su uso a los conductores profesionales. Si también disponen de cocina y servicios de restauración deberán posibilitar que el transportista disponga de un servicio de catering, cuando menos a través de expendedores de comida preparada.

Protocolos de contención para transporte y logística

El distanciamiento social debe ser la norma a seguir; por lo tanto, los conductores evitarán en la medida de lo posible salir de la cabina del camión en cualquiera de las operaciones que requieran interacción social.

Las empresas proporcionarán a los conductores gel y jabón desinfectantes e informarán a los conductores sobre las recomendaciones prioritarias en lo referente a la normativa sanitaria y los protocolos a seguir.

Cuando no sea posible evitar las interacciones sociales, los conductores usarán el equipo de protección adecuado dictaminado por las autoridades sanitarias en cada fase del estado de alarma. La cabina del camión debe desinfectarse antes de cada nuevo uso.

Las actividades de carga y descarga serán realizadas, siempre que sea posible, por el personal local de la empresa que recibe o envía la mercancía. Si los conductores debieran supervisar estas actividades, mantendrán la distancia mínima segura con el resto del personal y usarán el material de protección adecuado.

Siempre que sea posible, todos los documentos relacionados con la operación de transporte serán previamente enviados electrónicamente por la compañía. Si se necesitase intercambiar documentación física en los puntos de descarga y descarga, se recomienda el uso de guantes, gel de manos desinfectante y que se laven las manos con agua y jabón inmediatamente después.

0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies