Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Transporte refrigerado
En la actualidad, hay millones de remolques refrigerados en las carreteras de todo el mundo; y con la industria alimentaria que sigue creciendo, hay aún espacio para más en las rutas de asfalto. Eso se traduce en una amplia variedad de opciones a la hora de elegir uno para trabajar, haciendo que incluso los nuevos remolques refrigerados estén al alcance de los transportistas en condiciones interesantes. Pero esa competencia ha tenido el mismo impacto en los remolques refrigerados usados ​​que en los nuevos. Si se acude al mercado para comprar un remolque refrigerado, definitivamente vale la pena considerar comprar un semirremolque frigorífico de ocasión. Vamos a ver aquí una descripción general de por qué deberíamos pensar seriamente en la opción de un semirremolque frigorífico de ocasión.

Qué tener en cuenta al comprar semirremolque frigorífico 

Cuando se trata de elegir un remolque frigorífico, la elección depende mucho del tipo de tarea que necesitamos que desempeñe. La decisión puede pasar por elegir un remolque adecuado e instalar en él la unidad refrigerada elegida en función de las necesidades de cada negocio.

En estos días es una tendencia asentada que las empresas compren un remolque refrigerado poco usado con una unidad refrigerada nueva instalada. Estos reefers renovados son populares porque ofrecen las ventajas de una unidad refrigerada nueva sin su alto precio.

Cuando se compra un remolque de furgoneta seca, se busca buena mecánica y se piensa en la calidad de la integridad estructural del remolque: se trata de las puertas, los travesaños, su resistencia al óxido, etc. Esos factores todavía se aplican a un remolque refrigerado, pero hay muchos otros factores importantes a considerar.

Una unidad refrigerada opera en una industria altamente especializada. Un buen punto de partida es tomar la decisión de si comprar un remolque refrigerado nuevo o comprar uno usado. Este es uno de los dilemas que enfrentan muchos compradores. Lo bueno de comprar uno usado es principalmente el costo que se reduce considerablemente. Por supuesto, no puede esperarse que el precio de un nuevo refrigerado sea el mismo que el de una unidad usada.



¿ Semirremolque frigorífico de ocasión o nuevo?

Aparte del costo, los contenedores refrigerados usados ​​están disponibles siempre que se encuentre el vendedor o proveedor adecuado. Empresas de confianza que pueden acondicionar el vehículo y dejarlo en perfectas condiciones e incluso ofrecer garantías al comprador. Por encima de cualquier otra consideración esta es la de mayor importancia, porque comprar usado es siempre una cuestión que exige confianza y garantías.

Ciertamente, hay beneficios al comprar una versión nueva, sin usar y sin propietario de la mayoría de los artículos de gran valor. Estarán en óptimas condiciones, permanecerán más tiempo bajo la garantía del fabricante y, en muchos casos, tendrán un mejor atractivo exterior y características más actuales. Pero puede ser un gasto significativo que quizás no valga la pena esos beneficios, especialmente con tantos remolques refrigerados usados ​​de alta calidad disponibles. La única diferencia de la que se puede estar seguro entre un reefer nuevo y uno usado es el precio inicial.

Probablemente ya sepamos que existen diferencias entre los camiones que se utilizan para transportar y entregar productos alimenticios. Pero muchos todavía equiparan los remolques frigoríficos con camionetas secas y otros tipos de camiones de reparto. Por conveniencia, durabilidad y funcionalidad, los remolques refrigerados y estos camiones son casi iguales.

La diferencia es que los remolques refrigerados están construidos para transportar alimentos perecederos y otros bienes a una temperatura específica, y eso hace que la fiabilidad de este elemento resulte crucial a la hora de elegir un semirremolque frigorífico de ocasión. También esa es la causa de que los remolques refrigerados usados ​​tiendan a circular en mejores condiciones generales que las furgonetas secas, ya que ineficiencias sin reparar en los componentes de refrigeración del remolque lo descartan para su puesta en el mercado de ocasión.

Semirremolques frigoríficos de ocasión o nuevos

Horas registradas vs. Fecha de fabricación

Es común que los remolques refrigerados más nuevos hayan registrado más horas de operación que uno similar solo unos años más antiguo o más. Los compradores astutos se darán cuenta de esto. Los remolques frigoríficos promedian unas 3500 horas al año, por lo que es fácil saber si ha encontrado un vehículo frigorífico usado que se ha utilizado con cuidado, independientemente de su antigüedad. Con una búsqueda diligente, puede elegirse un refrigerado usado que sea una inversión eficaz ahora y una inversión sólida en el futuro.



Semirremolque frigorífico Schmitz, uno de los mejores

Hay varios fabricantes de remolques refrigerados, y vale la pena explorar lo que ofrecen las grandes marcas. Entre las más populares y compradas con mayor frecuencia encontraremos: Schmitz, o Carrier. Marcas que se han ganado su dominio del mercado con sus unidades de refrigeración que poseen compresores pequeños pero potentes y fáciles de usar.

Son empresas que se distinguen también por la solvencia de su electrónica y por la durabilidad y funcionalidad de las referencias en sus catálogos. Elegir un refrigerador usado fabricado por Schmitz significará tener un camión confiable y eficaz durante muchos años.

Si necesitas un semirremolque frigorífico y tienes cualquier duda, en Polifret te asesoraremos encantados. ¡Ponte en contacto con nosotros!

0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies