Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Equipos de frío
Escasez de microchips – Probablemente os sonarán estas dos palabras, es una de las noticias del año. Los líderes mundiales y los ejecutivos de las corporaciones multinacionales están preocupados por la escasez global de microchips. Esta se ha derivado de la insuficiencia de semiconductores específicos en el mercado. Una situación que ha afectado a la fabricación y venta de diversos productos en numerosos países.

Desde los primeros meses de la pandemia, varias empresas de todos los sectores han destacado sus preocupaciones sobre el problema. La demanda de microchips supera la oferta, y muchos fabricantes de automóviles y empresas de electrónica han dicho que la producción se verá afectada. Es un problema que afecta en cadena a casi cualquier tipo de industria ya que estos componentes son omnipresentes en nuestra vida.

Causas del desabastecimiento global 

La mayoría de los expertos no espera que esta situación imprevista mejore en el corto plazo. Además, predice que las restricciones de suministro podrían continuar hasta el 2023. 

Los semiconductores procesados como microchips son considerados la base de la era de los avances en electrónica y las comunicaciones actuales; hay incluso quien plantea que a nuestro tiempo se le conocerá como la “edad del silicio”. Estos componentes se utilizan para una amplia gama de dispositivos, incluyendo lo relativo a la refrigeración. Por lo tanto, una escasez de suministro de estos componentes tiene un impacto directo en las ventas y suministros de bienes de consumo.
 

Crisis y escasez de microchips

El aumento en las ventas de dispositivos electrónicos durante la pandemia creó una gran demanda de semiconductores, a la vez que buena parte de su producción permanecía parada. Pero la COVID-19 no es el único factor detrás de la escasez. La tensa relación entre Estados Unidos y China también es un factor. Muchas empresas del gigante asiático terminaron siendo incluidas en la lista negra comercial elaborada por el gobierno de Estados Unidos.

Esta situación ha terminado desencadenando una escasez de microchips en el mercado a nivel global. Esto se traduce en una ralentización de la producción de aquello que necesita uno de estos componentes.
  

Las 3 oleadas de las que depende el mercado global ante la escasez de microchips 

La demanda

Como ya se ha comentado, cuando llegó la pandemia de COVID-19, muchas fábricas cerraron temporalmente. Esto coincidió con un aumento generalizado de la demanda de productos electrónicos por parte de una población enclaustrada en sus domicilios.  

Los pedidos superaron a una producción menguada y el stock no fue suficiente para satisfacer las necesidades del mercado. Una situación que terminó por disparar sus precios.

Los ciclos de producción 

El problema es que la fabricación de microchips no puede aumentarse con poca antelación. Implementar la producción de este tipo de componentes de precisión es un proceso complejo que lleva meses. Fabricar cada remesa de microchips normalmente implica dos o tres meses e involucra fábricas enormes. Teniendo en cuenta además que la producción se centra en unas pocas fábricas especializadas, como Taiwan Semiconductor Manufacturing Corporation (TSMC). Este es el mayor fabricante de chips del mundo, y se encarga del 56% del negocio de microchips.

Dado que la producción no puede ser impulsada a corto plazo, los fabricantes necesitan un tiempo amplio para ponerse al día con la demanda. Esta es la razón de que se estime que la escasez de chips podría continuar hasta bien entrado el segundo trimestre de 2022, y no poder encontrar un punto de solución hasta 2023.

La priorización

Las empresas que usan los microchips, como la del automóvil, generalmente deben predecir el volumen que van a necesitar para fabricar sus productos. Los microchips se solicitan por adelantado a sus proveedores, que inician la fabricación con unas especificaciones concretas. Este sistema, en una fase de escasez como esta, implica una priorización de las solicitudes de estos componentes hacia sectores estratégicos, relegando a otros a esperas que se van acumulando.

¿Afecta directamente la escasez de microchips a los equipos de frío industrial? 

La escasez de semiconductores ha interrumpido y seguirá afectando gravemente a la cadena de suministros de todo tipo de industrias, ya que limitará la producción de muchos tipos de equipos electrónicos. Dado que la producción de todo tipo de vehículos está afectada, esto repercutirá en los suministros incluso de fábricas que no necesiten estos componentes para generar sus productos. 

En el caso de los equipos de frío industrial, la dependencia de los componentes electrónicos en los procesos de control es alta. Es una industria en el que la precisión y fiabilidad importan mucho, y esto se logra gracias a la electrónica. En cualquier caso, aunque la llegada de nuevos equipos pueda demorarse, el funcionamiento óptimo de los que ya están en la calle está garantizado.

En Polifret estamos para ayudarte en todo aquellos que necesites. Si quieres más información, no dudes en consultarnos.
0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies