Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Transporte refrigerado

El verano está ya aquí y, si confiamos en nuestros meteorólogos, deberíamos esperar dos meses de temperaturas muy elevadas y días de calor sofocante. Para los que conducen un camión en largas distancias esto supone tomar precauciones para no verse muy afectados por las jornadas conduciendo entre las temperaturas de verano. También es importante para los conductores de transporte y entrega más cortos, ya que pueden pasar periodos amplios de tiempo fuera de sus vehículos, a menudo realizando tareas con las mercancías en el calor. Trabajar y conducir un camión entre altas temperaturas puede acarrear problemas de concentración, mayor cansancio, disminución de reflejos y hasta mareos o, en casos extremos, el temido golpe de calor… Efectos suficientes como para que se tomen las necesarias precauciones. Por esta razón, en este artículo te damos los mejores consejos para conducir un camión en verano.

6 consejos básicos para conducir un camión en verano

​​Independientemente de que se tenga que realizar un recorrido largo o corto, siempre es una buena idea que los camioneros planifiquen con anticipación y se preparen para el calor. Aquí vemos algunas maneras de mantenerse seguro durante los meses más calurosos del año.

Tener a punto el sistema de refrigeración y el aire acondicionado

Es la pieza básica a considerar al inicio de cada verano. Un sistema de refrigeración en condiciones óptimas será el principal aliado de un conductor en los días de calor extremo del verano. Es importante verificar los niveles del refrigerante, y, si es necesario, acudir a expertos en el mantenimiento de este tipo de equipamientos. Asegurarse de que va a funcionar en perfectas condiciones no solo garantiza mejores condiciones de trabajo, también un ambiente en el que nuestra salud no se vea afectada.

Revisar los frenos y las correas del motor

Siempre hay que revisar los frenos para asegurarse de que funcionan correctamente, este es un consejo que se puede aplicar a cualquier estación del año. Pero es muy importante en verano porque las altas temperaturas pueden provocar la degradación de los frenos o la pérdida de fricción cuando sus componentes no pueden absorber el calor adicional que se genera. Esto mismo es aplicable a las correas del motor. Su capacidad de flexión puede resentirse con el calor, y podrían llegar a romperse.

Mantener los neumáticos inflados adecuadamente

Los reventones de los neumáticos no son infrecuentes con el calor extremo. Los neumáticos inflados insuficientemente pueden aumentar el riesgo de sufrir un reventón. Debemos asegurarnos de que los neumáticos estén inflados correctamente antes de ponernos en marcha para una jornada de conducción. Además, debemos tener en cuenta que la temperatura elevada desgastará más el caucho de nuestras llantas, por lo que resulta importante vigilar este efecto para que no haya pérdidas de adherencia que puedan traernos problemas más graves.

conducción y refrigeración en verano

Hidratación adecuada

En un día ocupado, puede ser fácil olvidar algo simple como beber suficiente agua. Es muy típico tener una jornada de conducción y paradas en la que apenas hay suficiente tiempo en la jornada laboral para nada que no sea ocuparse de que todo el trabajo vaya bien y en hora. Pero hay que ser conscientes de que olvidar tomar un par botellas de agua en el camino puede complicarnos todo mucho más y afectar a la larga a nuestra salud. En un caluroso día de verano una hidratación adecuada es imprescindible.

¿Se necesita alguna bebida deportiva cargada de azúcar con electrolitos? No necesariamente; agua normal funcionará perfectamente. Omitir la hidratación en un día caluroso aumentará el cansancio y la falta de reflejos, pudiendo provocar somnolencia y náuseas.


Usar protector solar

Para los conductores de corta distancia que entran y salen de sus camiones durante todo el día, el protector solar es una necesidad. Los rayos del sol pueden ser implacables y acumular su efecto, aunque los tiempos de exposición cada vez sean cortos. Así que es importante asegurarse de estar convenientemente protegidos. Cuando se trata de conductores de larga distancia, algunos expresan sorpresa cuando se dice que ellos también deberían usar protector solar. Pero seguro que alguna vez han oído hablar del término “brazo de camionero”. Dejar que los brazos se quemen mientras se conduce, día tras día, no es mejor que cargar y descargar al sol sin protector solar.


Usar una buena protección para los ojos

El resplandor del sol es un quebradero de cabeza para la mayoría de los conductores y, lógicamente, de los camioneros. Por supuesto, esto ocurre con frecuencia si es verano o no. Simplemente resulta ser una amenaza mayor en la temporada de verano. Sin embargo, tener el tipo correcto de gafas de sol puede reducir significativamente el problema. Si bien la luz solar directa es difícil de bloquear, los reflejos del agua estancada, de otros vehículos o de la carretera en sí pueden irritar los ojos mucho más por acumulación del efecto. Naturalmente, esto también aumenta el cansancio y el potencial de tener sueño. Para reducir esto, se recomienda el uso de gafas de sol polarizadas con alta protección UV. La radiación ultravioleta del sol puede tener efectos dañinos e irreversibles, causando cataratas, visión borrosa o deterioros permanentes en la retina. Debemos asegurarnos de tener a mano las gafas de sol para una conducción segura.

0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies